EFE highlights CFTSI and the Yale Child Study Center-Safe Horizon Partnership

Posted on: Monday, April 16, 2012

Keywords: CFTSI, Spanish, Safe Horizon, Child Abuse, New York, Yale, Child Advocacy Centers

Share This

Nuevo tratamiento reduce los síntomas de trauma en las víctimas de abuso infantile

Ruth Hernandez
EFE

Un nuevo tratamiento para víctimas de abuso infantil, puesto en marcha en los centros de la organización Safe Horizon en Nueva York, ha demostrado que reduce los síntomas del trauma y brinda a los niños la oportunidad de recuperarse más rápido.

Las agencias de servicio de protección de menores en EE.UU recibieron unos 3,3 millones de denuncias de maltrato infantil en 2010.

En la ciudad de Nueva York hubo más de 60.000 denuncias, ya que, después de la muerte de la niña Nixzmary Brown en enero de 2006, han aumentado las llamadas que alertan sobre posibles abusos.

Dos años después, Safe Horizon, la mayor agencia de servicios a víctimas de violencia del país, con más de 50 programas que ayudan gratis a 250.000 niños, adultos y familias afectados por el crimen y el abuso en Nueva York, puso en marcha en sus Centros de Defensa Infantil en esta ciudad un nuevo tratamiento para menores de 7 a 18 años abusados física o sexualmente.

El Child And Family Stress Intervention (CFTI por siglas en inglés), desarrollado por el Childhood Violent Trauma Center de la Universidad de Yale, es un programa de prevención del estrés post traumático al que los niños víctimas de abuso son sometidos al menos una semana después de conocerse lo ocurrido.

Antes de ponerse en marcha el nuevo tratamiento en 2008, la ayuda a los niños podía tardar hasta un mes, explicó a Efe Alison Dieguez, especialista de servicios forenses y clínicos del Centro de Defensa Infantil de Safe Horizon en Brooklyn, el condado donde se reporta el mayor número de casos de abuso infantil, con casi 2.000 al año.

Cerca de del 50 % de los menores y familias que reciben servicios en los cuatro centros de Safe Horizon en Brooklyn, Manhattan, Queens y Staten Island son hispanos.

Con el nuevo tratamiento, que puede extenderse entre 4 y 6 semanas, los niños pierden el miedo de hablar sobre lo ocurrido, a comunicarse con su cuidador cuando sienta miedo, estrés, ira, tenga pesadillas u otros síntomas relacionados con su experiencia, señaló Dieguez.

Según ha señalado el psiquiatra Steven Madans, director del Childhood Violent Trauma Center, cuando los niños están solos con sus reacciones al trauma y no tienen palabras para poder expresarlas, el comportamiento sintomático es su única forma de expresión.

"Los niños necesitan que sus cuidadores, que son el mayor apoyo en sus vidas, reconozcan y comprendan sus síntomas", señaló.

Dieguez destacó que lo novedoso del tratamiento es la rápida intervención con el niño una semana después de lo ocurrido, así como la integración del tutor o encargado del hogar de acogida para que sepa lo ocurrido con el menor y aprenda cómo ayudarle a sobrellevar el trauma del abuso físico o sexual.

"Tenemos 4 o 6 semanas para construir un puente de comunicación para identificar los síntomas del trauma, para ayudar a los niños a sentirse cómodos compartiendo sus emociones con su cuidador sobre lo que sienten", indicó.

Antes de la primera sesión de CFTI se hace una evaluación del niño para determinar el nivel del trauma. Luego se comienza el tratamiento con una reunión con el cuidador a quien se informa sobre el trauma y sus síntomas.

La segunda sesión se divide en dos partes; una con el niño solo hablándole del trauma y sus síntomas para que aprenda a reconocerlos, y la segunda parte es una reunión familiar en la que está presente la víctima, según Dieguez.

En esta reunión se les enseña a enfrentar el trauma de forma que haya un alivio inmediato y se anima al niño y su cuidador a practicar las técnicas en casa. La tercera y cuarta sesión tienen formatos similares de reuniones con el niño y su tutor.

Desde 2008 al presente, unos 500 niños han participado del programa en los cuatro centros de Safe Horizon y los resultados en los menores y sus cuidadores corresponden con los de las evaluaciones iniciales del programa que realizó Yale en New Haven, Connecticut, antes de ponerlo en marcha en Nueva York, dijo Dieguez.

De acuerdo con Safe Horizon, entre abril de 2010 y marzo de 2011 los datos de los 124 niños que en ese momento habían completado el proceso indican que hubo una reducción del 54 % en los síntomas de trauma, junto a un aumento en la comunicación entre los menores y la persona que le cuidaba.

Safe Horizon trabaja en conjunto con la Administración de Servicios a los Niños, la policía, la fiscalía, así como con médicos en su sede central en Brooklyn, donde todas esas agencias tienen una oficina para facilitar el tratamiento.

Las agencias de servicio de protección de menores en EE.UU recibieron unos 3,3 millones de denuncias de maltrato infantil en 2010.



« Older Post Newer Post »

« Back to "In the News"



Safe Horizon's mission is to provide support, prevent violence and promote justice for victims of crime and abuse, their families and communities.

JOIN US ON: Facebook Twitter YouTube